Serie 19: Revestid@s de Cristo Retiro – Sección 3 Individual – Meditacion

Disciplinas Espirituales: Meditación

Meditar es leer la Sagrada Escritura para escribirla en nuestros corazones y como resultado cambiar nuestro comportamiento. La meditación cristiana busca vaciar la mente de las distracciones diarias y de las ansiedades que no nos permiten enfocarnos en las cosas espirituales, y también busca llenar la mente con la palabra de Dios.

Preparación/ Encuentra un lugar cómodo y tranquilo para sentarte, posiblemente con vista a la naturaleza para enfocar tu atención en Dios.

Coloca tus palmas hacia abajo, mostrando un deseo de entregar tus preocupaciones y ansiedades a Dios.  Nombra las cosas que ocupan tus pensamientos, y entrégalas a Dios. Respira profundo varias veces para relajar tu cuerpo.

Cuando estés lista, voltea tus palmas hacia arriba indicando que estas lista para recibir lo que venga de Dios.

Parte 1

Meditar en la palabra de Dios significa mirar una historia o pasaje desde varias perspectivas diferentes – para entrar en una historia como si fuera la nuestra – para reconocernos a nosotr@s mism@s en la historia de Dios, formando una parte de ella.

Lee Josué 1:1-9/  Entra en la historia como Josué. ¿Cómo es escuchar estas palabras provenientes directamente de Dios?  ¿Qué se siente al recibir la maravillosa responsabilidad de guiar al pueblo de Dios hacia la Tierra Prometida? ¿Qué miedos enfrenta Josué? ¿Cómo las palabras de Dios específicamente le dan solución a estos miedos? Escribe tus respuestas en tu diario.

Mientras vuelves a leer, marca o anota en tu diario las palabras o frases que te llaman la atención acerca del significado de la meditación en las instrucciones dadas a Josué. Reflexiona en estas palabras y frases. Repítelas varias veces, escribiéndolas en tu corazón. Escribe en tu diario las ideas que Dios te ha dado.

Parte 2

Dios se nos revela no solamente a través de la Palabra, sino también a través del mundo creado. Otra forma de meditación es meditar sobre la creación.

 Camina o Siéntate Afuera/ Enfócate en el mundo que Dios ha creado. Dirige tu atención al detalle de una hoja o una flor, o hacia la hierba. Puedes usar tu cámara para capturar un detalle más cercano, luz/sombras, diseño, color.  Pregúntate sobre lo que estas examinando.

Cierra tus ojos y escucha los sonidos de la naturaleza; los sonidos lejanos y los cercanos. Considera el increíble detalle y cuidado dado a cada ser viviente y el medio ambiente que sostiene esa vida.  Siéntate tranquilamente y absorbe a Dios. Al meditar sobre la creación, ¿cuál es el enfoque sobre quién es Dios? ¿Qué preguntas te llegan a la mente? Reflexiona y haz preguntas.

Oración/ Siéntate en silencio en los brazos de Dios y en su creación

 Practica/ elige un tiempo y un lugar para meditar cada día, usando una sección o frase de la Escritura.

 Otros pasajes para meditar mientras desarrollas esta Disciplina Espiritual: Salmos 1, 8, 19, 77, Mateo 6:25-31.

Sección 3 – Individual (Sencillez)

Deja un comentario - Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s