Lección 4, Serie 2, Salmos 12, Lectio Divina

Salmos 12

Nueva Versión Internacional (NVI)

1Sálvanos, Señor, que ya no hay gente fiel;
ya no queda gente sincera en este mundo.

2 No hacen sino mentirse unos a otros;
sus labios lisonjeros hablan con doblez.

3 El Señor cortará todo labio lisonjero
y toda lengua jactanciosa

4 que dice: «Venceremos con la lengua;
en nuestros labios confiamos.
¿Quién puede dominarnos a nosotros?»

5 Dice el Señor: «Voy ahora a levantarme,
y pondré a salvo a los oprimidos,
pues al pobre se le oprime,
y el necesitado se queja.»

6 Las palabras del Señor son puras,
son como la plata refinada,
siete veces purificada en el crisol.

7 Tú, Señor, nos protegerás;
tú siempre nos defenderás de esta gente,

8 aun cuando los malvados sigan merodeando,
y la maldad sea exaltada en este mundo.

__________________________________________________________________

Muchos salmos hablan de los malvados y los que hacen mal. Hoy en día rara vez se utilizan estas palabras para describir a aquellos que nos rodean. Sin embargo, todos nosotros hemos sido víctimas de cualquiera de las palabras hirientes de alguien o hemos sido culpables de usar nuestra lengua para herir a alguien. La mayoría de nosotros, me atrevería a decir, han experimentado ambos.

PREPARACIÓN

Siéntese en un lugar cómodo y cierre los ojos. Respire profundamente, sosteniendo por una cuenta de cinco. Suelte lentamente el aliento. Repita.

LECTIO

Leer a través de todo el salmo, en voz alta si es posible. A medida que lea, piense en cómo las palabras de Dios contrastan con las palabras de los seres humanos.

Durante la segunda lectura, preste atención a las palabras o frases que se destacan en su caso. Anótelas en su diario o subráyelas en su Biblia.

MEDITATIO

Dedique algún tiempo a reflexionar sobre las palabras que anotó o subrayó. Considere como Dios le está hablando a través de ellas.

ORATIO

En su oración hoy,  es posible que desee centrarse en la confesión de las veces que ha hecho daño a los demás con tus palabras, y pidiendo a Dios que le ayude a perdonar a quienes le han herido con sus palabras.

CONTEMPLATIO

Concluya su tiempo de hoy descansando en la promesa del versículo 7, que el Señor nos proteja y nos mantenga a salvo.

Deja un comentario - Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s